Prometeo, Ramón Pérez de Ayala

Narración del escritor espa­ñol Ramón Pérez de Ayala (1881-1962), publicada por primera vez en 1924, en unión de otros dos cuentos que se titulan Luz de domingo y La caída de los limones (v.).

Los tres llevan el subtítulo común de «Cuentos poemáticos de la vida española», que se justifica con el hecho de que como epígrafes a los diferentes capítulos figuran poesías que evocan la atmósfera de los hechos que se narran. La nota común a los tres cuentos es la tristeza exasperante del pecado. En Prometeo, un joven perfecto desde todos los puntos de vista, se casa con una joven perfecta como él, con el fin de procrear al superhombre, el Prometeo que dará a los otros hombres nuevos dones; pero el hijo de esta unión perfecta es un pobre raquítico que después de una juven­tud enfermiza e infeliz ofrecerá a sus semejantes, como único don, el espectáculo de su cuerpo colgado de un árbol.

En la Luz de domingo, luz que el protagonista cree fatídica, se consuma, precisamente en domingo, una repugnante ofensa contra él y su novia. En La caída de los limones tenemos el cruel delito de un adolescente que sella la caída de una dinastía de seño­res rurales. Mientras Prometeo comien­za con un alegre divertimento en forma de parodia de un tema homérico, los otros cuentos caen dentro del carácter de narra­ción realista, mezclada con evasiones hacia formas de particular idealismo. Nos encon­tramos en presencia de tres trabajos que pertenecen sin ningún género de duda a la literatura enfermiza; pero su enfermedad no es el cerebralismo, sino que más bien parece originada en el desconsuelo y en la soledad del corazón.

A. R. Ferrarin