Poesías, Vladimir Vidrie

[Pjesme]. Las poe­sías del croata Vladimir Vidrie (1875-1909), publicadas en Zagreb en 1907, inician, jun­to con las de A. G. Matos, la lírica croata moderna.

Una vida agitada, una cultura vasta, una inteligencia que corre parejas con la prestancia física, pero pronto destro­zada por un lento proceso de involución mental que llevó al poeta al manicomio y a la muerte: he aquí el prólogo necesario a estos cantos, 25 en total, aumentados en las ediciones sucesivas (1922 y 1924, hechas por el poeta serbio J. Ducic). Característico de Vidrie es, entre un tono de romanza con ritmo severo y sostenido, el paisaje exótico, en el que una secreta nostalgia evoca, en contornos de una evidencia visual obsesio­nante, ambientes irreales de la mitología eslava y figuras del Oriente y de Roma; cuadros breves, con escasos personajes, que resaltan por una sensualidad contenida y violenta.

La lengua, a veces extraña y poco diestra, la monotonía métrica, no consiguen sofocar la sugestión que emana de la lírica de Vidrie, tan profundamente personal en su aparente objetivación del pensamiento en imágenes netas y remotas. Las escenas nocturnas «Junto al Nilo» [«Na Nilus»]; los «Dos paisajes» [«Dva pejsara»]; «Las esta­tuas» [«Kipovi»]; «El esclavo» [«Roblje»]; «Silenio» y «Perun», así como «Gonzaga», con la figura de la pecadora, son ejemplos típicos de un arte personal que alcanza su expresividad más elevada e intensa en un clima enigmático y también en el símbolo y en la efusión pasional. Traducción italia­na de L. Salvini en Poetas croatas modernos (Milán, 1942).

L. Salvini