Poesías, Philip Morin Freneau

Bajo el título de Poems apareció, en cinco volúmenes (pu­blicados respectivamente en 1786,1788,1795, 1809, 1815), la obra poética del norteameri­cano Philip Morin Freneau (1752-1832); tal circunstancia hace necesaria una cuidada selección. Si a veces el autor se eleva neta­mente por encima de todos los poetas con­temporáneos de su patria, otras veces ape­nas si llega al mínimo de originalidad exigible aun a los poetas menores.

La más característica de sus poesías es «El cemen­terio indio» [«The Indian Burying Ground»]; junto a una roca que todavía conserva tro­zos de primitivas inscripciones, se yergue un viejo olmo, al pie del cual las ondula­ciones del terreno revelan la existencia de túmulos indios. En las noches de luna pasan bajo el olmo gigante las sombras fugitivas de un cazador y un gamo: en aquel lugar encantado, al que hacen sagrado la historia y la piedad de un pueblo, la fría Razón debe inclinarse. Entre las obras de mayor alcance está «La casa de la noche» [«The House of Night»], cuyo tema es la muerte de la Muerte.

Poemita débil, comparado con las composiciones de Poe y de Swinburne que tratan del mismo tema, pero sin embargo digno de ser recordado por la efi­cacia de algunas estrofas y, sobre todo, por la atmósfera francamente romántica que lo caracteriza. Este y otros versos inspirados en la naturaleza . indujeron a los críticos a hacer de Freneau (al que en un tiempo sólo se le consideraba como el «poeta de la revolución» por sus versos patrióticos, que son los más débiles) un precursor del Romanticismo (v.), reivindicando su dere­cho de prioridad sobre Wordsworth y Coleridge.

Es indudable que «La casa de la no­che» fue escrita después de la publicación de los poemas de Ossián, pero antes de las no­velas de Mrs. Radcliffe y de las obras de Godwin y Blake. Además, se advierte fácil­mente una nota que podría llamarse wordsworthiana en poesías como «Retiro» [«Retirement»], en la que el poeta expresa el deseo de poseer una casa solitaria junto a un arroyo, en los bosques; ella le daría más sustanciosas alegrías que todas las rique­zas amasadas por los avaros. De inspiración más directa es la «Madreselva silvestre» [«The wild Honeysuckle»] : el motivo de la flor solitaria cuya belleza sólo vive un día («If nothing once, you nothing lose,/For when you die you are the same;/The space between is but an hour,/The frail duration of a flower») no es nuevo; pero la delica­deza de la expresión y la musical fusión del sentimiento y el ritmo hacen de ella el mejor de los poemas de Freneau, y una de las primeras expresiones de la poesía de la naturaleza en América.

Sin embargo, en vano buscaríamos en estas poesías el indicio claro de la genialidad que es el sig­no de los precursores. Es probable que el poeta sufriera influencias análogas a las de los dos grandes líricos ingleses, y que su temperamento lo llevase a reaccionar con­tra la excesiva pasión política que inspira su producción satírica, y a observar la naturaleza con mayor interés y compren­sión que los demás poetas contemporáneos.

L. Krasnik