Poesías, Llorenç Riber

La obra poética del humanista catalán Llorenç Riber (1882-1958) fue reunida en los siguientes libros: A sol ixent [Al salir el sol], publicado en 1912; Les corones [Las coronas] en 1917; A sol alt [Sol alto] en 1931. Dos corrientes poé­ticas convergen en la obra de mossén Ri­ber.

Una popular, enriquecida por un deli­cado ingenuismo lírico, como en la «suite» de poemas «Els rústics madrigals», y otra severamente clásica, heredada en parte de su maestro Miquel Costa i Llobera y debida también a su amplia y sólida cultura huma­nística. La corriente popular tiene en sus orígenes el rico cancionero anónimo, el franciscanismo de Jammes y un cierto virgilianismo cristianizado. La corriente clá­sica proviene de Prudencio, de la Biblia y de la poesía latina. Sus romances históricos, noblemente retóricos, y sus evocaciones de la vida de los santos, los mártires y los profetas, contenidas especialmente en su libro Les corones, revelan a un fino artesano de la poesía cuyos logros han cristalizado en el poso de un humanismo auténtico.

Sus traducciones de varios himnos religio­sos («Stabat mater», «Pange lingua», «Dies irae») tienen el valor de maravillosas re­creaciones. Pero lo más esencial de su obra se encuentra en aquellos poemas donde se funden la corriente clásica y la popular. Así en composiciones como «La mort del maig» y los sonetos reunidos bajo el título de «Al bell costat de la germana malalta», dignos del mejor Carner, el cual fue in­fluido asimismo idiomáticamente por Llorenç Riber y la escuela mallorquína a la que, por su parte, comunicó su sentido de la improvisación y su gusto impecable.

A. Manent