Pequeños Burgueses, Aleksej Feofilaktovic Pisemskij

[Mescane]. No­vela en tres partes, de Aleksej Feofilaktovic Pisemskij (1820-1881), publicada en Moscú en 1878. Es la penúltima obra del gran es­critor ruso y, aunque no esté a la altura de Mil almas (v.) ni de Mar agitado (v.), se distingue todavía por la fuerza y el realismo connaturales al arte de Pisemskij.

En Pe­queños burgueses el autor describe el am­biente de la gran burguesía moscovita, con su mal gusto y su orgullo mezquino. Resaltan en particular algunas figuras típicamente rusas, como el periodista Dolgov, siempre en busca de fondos para un periódico que no existe y de editores para artículos que no ha escrito; el Conde Chvostikov, noble en decadencia, ingenuo, cuya gran ambición es hacerse pasar por un gran financiero o por un publicista ilustre; finalmente, el que debiera ser el personaje principal, el verdadero protagonista de la novela, Begusev, que, hastiado de la sociedad rusa y en parte también de la europea, siempre está viajando entre Rusia y los más conocidos balnearios occidentales, para escapar de su aburrimiento y su disgusto de sí mismo.

En realidad todos los personajes de esta novela pueden considerarse protagonistas, porque de todos ellos se ocupa Pisemskij detalla­damente y en la misma medida, pero por boca de Begusev expresa el- autor sus pro­pios pensamientos, y en su figura encontra­mos el sentido de la obra. Ante los ricos mercaderes sin escrúpulos, Begusev repre­senta el pensamiento y el sentido moral, que no quieren adaptarse a la estupidez y corrupción que lo rodean. Para encontrar una salvación espiritual, Begusev va a mo­rir en el Cáucaso, durante la guerra de Oriente. «De esta guerra sólo me consuela una cosa — dice Begusev y, por boca suya, el autor — y es que durante cierto tiem­po se despertará el guerrero y el mercader pasará a segundo plano… Y así va a aumen­tar el número de esos rusos que saben morir tan bien, pero que no saben vivir».

G. Kraisky