Los Proletarios, Gergely Csiky

[A proletárok]. Drama en cuatro actos del escritor húngaro Gergely (Gregorio) Csiky (1842-1891), estre­nado en el Teatro Nacional en 1880. El autor usa la palabra «proletario» en un sentido particular, designando a los desplazados de la sociedad, los estafadores burgueses.

El drama presenta un triste cuadro de los pará­sitos de la nación vencida en la guerra de la independencia. Uno de éstos es la prota­gonista, que, como «viuda de un mártir», va recogiendo donativos, cuando durante la guerra había sido espía. Su pasado es cono­cido por Zátonyi, que la hace objeto de un chantaje, obligándole a darle por esposa a su hija Irene. El yerno, digno de la suegra, pronto revela su carácter, al ceder su mujer a otros por dinero, hasta que, como un «deus ex machina», llega la noticia de que Irene no es hija de la viuda, y poco después la de que el matrimonio ha sido anulado por los tribunales.

Nada impide, pues, una feliz solución: Irene se casa con Darvas, su viejo amor. Además de presentar el tipo de parásito del dolor nacional, aún conocido en su tiempo, Csiky es el primer autor hún­garo que sabe construir un drama con habi­lidad técnica, aprendida en París y desco­nocida todavía por sus contemporáneos. De ahí el éxito de Los proletarios y de su au­tor, que fue considerado hasta la muerte como el indiscutible maestro de la escena húngara.

M. Benedek