Los Emigrantes, Ignasi Iglésias

[Els emigrants]. Dra­ma en tres actos del escritor catalán estrenado en Tarrasa el 24 de junio de 1916. Intervienen vein­tiséis personajes y gente del pueblo. Re­presenta la pugna entre dos generaciones en un caserío montañés. Los padres espe­ran siempre, como un maná celeste, la gran cosecha que les libertará de su auténtica servidumbre de la gleba. Los jóvenes, ya desengañados, aspiran a una forma de vida más remuneradora y más libre.

El drama se centra en torno a la familia de Jacob, el patriarca del pueblo, cuyo hijo Martí emi­gra a pesar de la oposición de aquél. Poco a poco los jóvenes van convenciendo a sus padres, y a pesar de los esfuerzos del pá­rroco mosén Mateu, que intenta en vano conseguir subvenciones oficiales, y de las súplicas de Jacob, el pueblo emigra en masa. Sólo se quedan el vagabundo Llorenç, el párroco y el anciano patriarca que quiere morir en la tierra de sus mayores. La obra, escrita con un notable sentido de la dinámica teatral, tuvo al ser represen­tada poco éxito por estimarse que el tema que plantea no era todavía un problema digno de ser llevado al teatro, pero moder­namente es ya una realidad insoslayable en diversas regiones españolas.

A. Manent