Los dos hermanos rivales, Giambattista Della Porta

[I due fratelli rivale]. Comedia en cinco actos de fe­cha incierta. Los dos hermanos, don Ignazio y don Flaminio, están enamorados de Carizia; Ignazio, para ocultar su amor a su hermano y rival, le encarga que combine su matrimonio con la hija del conde de Tricarico, seguro de que perderá tiempo y palabras. Flaminio, por un error, cree haber ya concertado estas bodas, pero Ignazio sabe que el conde no está de acuerdo con ellas, y mientras su hermano se forja la ilusión de haber obtenido buen éxito consigue que Eufranone, el padre de Carizia, le conceda la mano de ésta. Flaminio quiere entonces vengarse y, con la ayuda del parásito Leccardo, da a entender a Ignazio que su amada y su hermana Callidora, son mujeres desho­nestas; las consecuencias son la muerte apa­rente de la angustiada Carizia, una denun­cia del indignado Eufranone y la detención y condena a muerte de Leccardo.

La inter­cesión del Virrey, tío de los hermanos, sal­va al parásito de la horca; mas para que el honor de las dos jóvenes quede respetado, se establece que Flaminio se case con Calli­dora, hermana de la supuesta muerta. Pero también Ignazio pretende casarse con ella; de aquí nuevos enojos y duelos, hasta que la noticia de que Carizia vive, concluye la situación con dos matrimonios. Comedia mo­vida, fogosa, toda meridional y característica del teatro napolitano y de los persona­jes que nacieron de él (como el capitán Martebellonio, supuesto amante de Carizia). Pertenece a ese género serio que en la se­gunda mitad del siglo XVI intentó estable­cer una nueva tradición teatral, entre la co­media y la tragedia, proporcionando modos y materia al tecnicismo del arte. Los dos hermanos rivales fueron imitados por Rotrou en Celia o el Virrey de Nápoles [Célie ou le Viceroy de Naples], y tal vez por Cas­tro en los Enemigos hermanos, y por F. Tristan l´Ermite en Le Parasite.

U. Dèttore