Le Roi De Lahore, Jules Émile Frédéric Massenet

[El rey de Lahore]. ópera de Jules Émile Frédéric Massenet (1842-1912), con libreto de Louis Gallet (1835-1898), estrenada en 1877.

Sita, sacer­dotisa de Indra en Lahore, es amada por el rey Alim, que todas las noches penetra furtivamente en el templo, y por su mi­nistro Scindia. Éste pide al gran sacerdote que libere a Sita de su voto, mas como aquél se niega, la denuncia. Descubierto el sacrilegio, se le impone al rey salir en guerra contra los musulmanes. Parte, pero llevándose consigo a Sita. En la guerra, por traición de Scindia, resulta muerto. Su alma, en el paraíso de Indra, obtiene la gracia de volver a la tierra, pero reencar­nada en un hombre del pueblo, y de vivir mientras viva Sita. Despierta en los pel­daños de su propio palacio de Lahore, donde asiste a la consagración del nuevo rey: el propio Scindia. Alim lo ataca y, a punto de perecer, es salvado por el sacerdote, que lo acoge en el templo. Allí encuentra a Sita, que ha huido de la cámara nupcial.

Al llegar el nuevo rey, los descubre y ame­naza. Pero Sita evita la condena apuñalándose y Alim muere junto a ella, según el pacto divino. No es una ópera «defini­tiva», pero sí una ópera-tipo, a la que han de referirse siempre los analistas del es­píritu de Massenet. El cantor del amor apa­sionado se revela ya en esta su primera gran ópera, una de las más populares del teatro francés. Las mejores páginas de la partitura son aquellas donde Sita se niega a cantar el himno que ha de engañar al visitante misterioso, el cuadro del Paraíso y el despertar de Alim a la puerta del palacio.

E.M. Dufflocq

Tuvo todas las dotes que aseguran el éxi­to de un artista entre sus contemporáneos. Su música posee una fuerza de seducción y calidades que le son peculiares. (Combarieu)