Las Propiedades del Mercado Viejo, Antonio Pucci

[Le proprietà di Mercato Vecchio]. «Capítulo» en tercetos de Antonio Pucci (hacia 1310-1388), publicado en 1772-1775 entre las Poesie del autor y después in­cluido en 1907 entre las Rime di trecentisti minori al cuidado de Guglielmo Volpi.

El poeta exalta la belleza de la plaza del Mercado Viejo de Florencia; allí se ha­llan las más ricas maravillas (las «propieda­des») del comercio y del trabajo; se dan allí cita las gentes de las comarcas vecinas, acuden a él las villanas y las «forosette» con sus cestas, que hablan y chancean mien­tras hacen sus compras. Toda la ciudad goza al contemplar un espectáculo tan variado y alegre. «Jamás hubo tan noble jardín/Como en aquel tiempo el Mercado Viejo/ Que el ojo y el gusto sacia al florentino». Como ocurre a menudo en el mundo de la sociedad, junto a lo bello está también lo trágico; de ese modo no es raro hallar en la plaza, entre gentes que se divierten en gozar y derrochar en compras, riñas y peleas incluso con derramamiento de sangre. Cos­tumbres buenas y malas son las del Mercado Viejo: rufianes y meretrices se citan allí, timadores exhiben sus juegos de destreza, y picaros andan buscando a quien embau­car.

También en aquel ambiente hay posi­bilidad de observar sosegadamente la vida, y de juzgarla en su valor. El «Capítulo» termina de un modo brusco que ha hecho pensar en una mutilación del códice. Esta obrita es apreciada sobre todo por su valor meramente colorista y por su brillante des­cripción de usos y costumbres de la antigua Florencia. En tal sentido la facilidad artís­tica de un improvisador como Pucci resalta con gran vigor, según esquemas que serán después seguidos por los poetas burlescos de los siglos XV y XVI y que hallarán una famosa imitación en la digresión «macarró­nica» acerca del Mercado de Mantua, del Baldo (v.) de Folengo.

C. Cordié

Los versos de Pucci: un motivo de prosa rápidamente vestido en rima. (F. Flora)