Lady Roxana, D. Defoe

Beleau, hija de prófugos protestantes franceses, se casa siendo aún muy joven con un cervecero de Londres que posterior­mente, forzado a huir por haberse arruinado, la abando­na en la más negra miseria y con cinco hijos. La mujer pasa a convertirse en la amante del dueño de su casa y, tras confiar sus hijos a la caridad ajena, lo sigue a Fran­cia.

Después de heredar sus bienes, se convierte en una desprejuiciada cortesana —lady Roxana— y merced a in­trigas amorosas siempre lucrativas alcanza la riqueza. Se casa entonces con un sólido comerciante holandés, pero su tranquilidad se ve insidiada por una hija que ha des­cubierto su identidad. Interviene en su socorro la fiel y perversa criada Amy y la hija desaparece, acaso asesina­da. Sin embargo, el marido descubre la verdad; poco des­pués muere, dejándola casi en la miseria. Encarcelada por deudas, Roxana muere arrepentida de sus pecados.