La Señorita Julia, A. Strindberg

Drama sin división en ac­tos

Durante la noche de San Juan, Ju­lia, en ausencia de su marido, se entrega a su criado Jean. Éste trata de aprovecharse de la situación, sugiriéndole que robe en la caja fuerte de su padre para luego huir jun­tos. Julia no sabe oponerse.

Pero cuando Jean mata a un jilguero que ella quería llevarse consigo, reacciona du­ramente. Al regreso del marido el drama se consuma, y Julia se mata con una navaja que el mismo Jean le ha proporcionado.