La Señal, Vsevolod Michajlovic Garsin

[Signal]. Novela del escri­tor ruso Vsevolod Michajlovic Garsin (1855- 1888), publicada en 1887. Garsin, realista y a la vez idealista, se acerca mucho por la elección de los temas, por la profundidad psicológica y los motivos de carácter social de su obra, a Dostoievski y a Tolstoi.

Se puede decir que en sus pocas y cortas no­velas se reúnen los motivos dominantes del pensamiento de los dos grandes escritores. En La señal se narra la proeza de un guar­dagujas, Semen, que, para detener un tren a punto de descarrilar, se hiere una mano y empapa con su sangre su camisa, logran­do de esta manera improvisar una bandera roja y evitar el siniestro. Quien agita el trapo ensangrentado es Vasilij, otro guar­dagujas, ya que Semen, que ha perdido demasiada sangre, se ha desmayado. Vasi­lij, que cuenta con numerosos actos de sa­botaje contra los ferrocarriles para vengarse de un daño recibido por un violento funcionario de los mismos, en el último momento, asistiendo al sacrificio de Semen, se exalta por el heroísmo de su compañero y le ayuda a llevar a cabo su acto gene­roso y más tarde se entrega a la policía.

El pacífico Semen ha triunfado sobre el vengativo Vasilij y le ha devuelto la con­ciencia que el tormento del honor ofen­dido había nublado; no la violencia, sino el amor triunfó sobre el mal. Garsin, que ya se había opuesto a la teoría de Tolstoi de la «no resistencia al mal» y la había com­batido, reconoce aquí, un año antes de mo­rir, su profunda verdad, y de ella hace motivo de inspiración para una de las más intensas narraciones de la literatura rusa.

G. Kraisky