La Rana Viajera, Julio Camba

Obra del escritor español (Julio Camba n. en 1882). Es uno de los libros más amenos de este originalísimo escritor, que tiene en su haber una docena de volúmenes sobre viajes por Ale­mania, Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Portugal, Italia, Suiza, etc.: ágiles y breves cuadros humorísticos que revelan una men­talidad despejada, lógica y precisa.

La rana viajera (1920) contiene fragmentos que se refieren directamente a España, y decimos «directamente» porque Camba, en los otros libros, mientras simula hablar de otros paí­ses, encuentra siempre manera de dirigir indirectas a su tierra, que para él es el punto de comparación para juzgar todo cuanto observa. Camba es el español que se confiesa, que yendo por el mundo de un lado para otro dice abiertamente la ver­dad, no sólo de los otros países, sino tam­bién del suyo propio.

El libro que nos ocu­pa está dividido en nueve capítulos y el autor discurre cómo encuentra su país des­pués de su peregrinación por las tierras extranjeras y siempre acaba diciendo lo mismo: muchos curas y muchos soldados, muchos mendigos y muchos limpiabotas, gi­tanos y toros, elecciones y conversaciones parlamentarias, y en el mismo café los mis­mos camareros, los mismos asientos, los mis­mos amigos. En el prólogo, como justifica­ción del título del libro, explica que a fuer­za de pretender estudiar experimentalmente el carácter de los pueblos visitados, él acaba por ser el único individuo de observación, algo así como una rana de laboratorio. El libro llega a menudo a observaciones pro­fundas e importantes conclusiones.

C. Boselli