La Proclama de Rímini, Alessandro Manzoni

[Il procla­ma di Rimini]. Fragmento de canción pa­triótica de Alessandro Manzoni (1785-1873), escrita en abril-mayo 1815, con motivo de la proclama que en Rímini lanzó a los italianos Joaquín Murat, rey de Nápoles, el 30 de marzo de 1815. En esta proclama, recurso tardío con el que intentó salvar Murat su trono vacilante, invitaba a los italianos a levantarse contra el poder extranjero, pro­metiéndoles su libertad e independencia.

El ánimo de Manzoni, encendido de amor pa­trio, se sintió conmovido, , y en la canción entona un himno lleno de palabras cálidas, ensalzando la figura del rey dispuesto a «lanzarse a las empresas más dignas», única esperanza de la Italia sometida y dividida, enviado de Dios para enarbolar la nueva bandera de la unidad y la independencia; «nunca seremos libres si no estamos uni­dos». Y en torno a esa bandera surge la esperanza de que Italia, rescatándose de la esclavitud por sus méritos y su propia fuer­za, pueda sentarse al lado de las grandes naciones. Pero la canción quedó incom­pleta, probablemente porque fue superada por la rápida marcha de los acontecimien­tos, al ser derrotado Murat en Tolentino, el 2-3 de mayo de 1815.

Tiene un interesante valor documental, con su encendido patrio­tismo civil y libertario, por cuanto testimonia el eco despertado en Italia por la procla­ma, y expresa vivazmente el ideal unitario y liberal de que Manzoni dio fe durante toda su vida y que ha sido justamente calificado como el verbo del Evangelio con- ciliado con el evangelio de la revolución.

D. Mattalía