La Fuente de Bachcisarai, Alejandro Pushkin

[Bachcisarajskij fontan]. Poema de Alejandro Pushkin (Alexandr Sergeevic Pushkin, 1799- 1837), escrito en 1822, inmediatamente des­pués de su destierro al Cáucaso. El poema se resiente de la imitación que Pushkin, siendo aún estudiante, hizo de Ossian y de Parny, y es evidente la influencia de Byron.

La acción ocurre en un harén descrito con colores orientales y románticos, al estilo del que Byron usó para describir el harén, en la segunda parte de su Don Juan (v.). En­tre las odaliscas del sultán Gireij, vive prisionera la princesa polaca María, por amor de la cual Gireij ha dejado a su fa­vorita Zarema. En aquel mundo de sensua­lidad musulmana, María ha creado en su habitación un refugio de cristiana castidad y pasa sus días dedicada a la oración, do­minada por la nostalgia de la patria le­jana. El sultán no osa profanar la inocen­cia de su prisionera y se consume de me­lancolía y esperanza. Zarima, por su parte, no tolera el abandono y, roída por los ce­los, apuñala a su rival. Por orden de Gireij, los guardianes del harén ahogan a Zarema y, como recuerdo del hecho, hace cons­truir una fuente llamada de «las lágrimas», donde se lee, grabada en el mármol, la triste historia de María.

Pushkin tomó la decoración exterior del Cáucaso e hizo con ella una «mise en scène» grandiosa pero fría, alejada del alma de su evocador. En su destierro, el poeta soñaba con los amo­res de San Petersburgo e intentaba sublimizarlos en su poema. Mientras tanto, se perfeccionaban sus yambos y se consolida­ba su seguridad de expresión: un verdade­ro período de preparación para las obras mayores. [Trad. española de Alexis Marcoff, con el título El surtidor de Bakchisa- ray, en Obras escogidas, tomo I (Barcelona, 1942)]. G. Kraisky

la poesía de Pushkin es la historia de un altísimo ideal que busca la luz, senti­miento sincero y libertad. La inusitada ri­queza de sus imágenes poéticas ha sido una revelación. Él ha extendido el horizonte de la poesía rusa más allá de las fronteras nacionales. La ha hecho universal. (Pypin)