La Caza del Zorro, Giovanni Verga

[Caccia alia volpe]. Boceto escénico de Giovanni Verga (1840-1922), publicado en Milán en 1902. Du­rante la caza, Di Fleri finge caer del caballo para quedarse a solas con donna Livia. Artale, amante de ella, complaciente, va — o mejor dicho finge ir — por el cirujano. Di Fleri puede así aprovechar el tiempo para sacar ventajas de la corte que desde hace dos meses hace a la señora. Pero don­na Livia no quiere pasar de los límites de la coquetería. Por otra parte, el dolor del chas­queado no es más que orgullo herido: este dolor podría sanarse en la primera ocasión oportuna, mediante un duelo con Artale. Donna Livia juzga más bien que el amante ha sido demasiado complaciente con el ri­val. Por un momento una sombra cruza su semblante. Seguramente que algunos celos no estarían de más. Luego sonríe de nuevo… No es cuestión de referir estas escenas a las novelas juveniles del autor, que rendían to­davía pleitesía al Eros refinado de la so­ciedad elegante. Pongamos la obra donde le corresponde estar, junto a la Caza del lobo (véase). El díptico contiene la conclusión sacada de las experiencias en el arte y en la vida: los sentimientos que podrían ser la medula de acciones titánicas — amor, orgu­llo, celos, ira — se quedan aquí en juego de palabras, como lámparas sin llama y sin calor: la vida del mundo elegante sólo es un insulso juego sin peligros — una caza de zorros que no se parece al juego feroz y brutal de la verdadera vida: a la caza del lobo.

E. C. Valla