La Caza del Lobo, Giovanni Verga

[La caccia al lupo]. Boceto escénico de Giovanni Verga (1840-1922), publicado en Milán en 1902. La escena se desenvuelve de noche, en una casa de pastores, mientras fuera brama la tor­menta, entre el marido, la mujer y el aman­te. El marido vuelve a casa torvo, ambiguo, y entre palabras cortadas y confidencias im­provisadas que a la mujer le dan escalofríos, hace sus preparativos: ha tendido una trampa al lobo, poniéndole como cebo una cor­dera; el lobo se acerca «oliendo el aire con el hocico, brillantes los ojos de deseo». Lue­go el hombre se va, cerrando la puerta por fuera. El amante sale del escondrijo donde se había refugiado. Ambos quedan frente a frente cerrados en la trampa, descompuestos por el terror de la inminente venganza. La mujer pide ayuda al compañero, éste sólo piensa en salvarse a sí mismo; pero ella, indignada de su cobardía, le impide salvarse. Furiosos, ambos se echan en cara el pasado, acusándose mutuamente de haberse seducido. Se oye al marido que vuel­ve. La mujer trata de salvarse con un últi­mo recurso y pide auxilio como si la hubie­sen asaltado a traición. El amante no la ahoga porque le falta el tiempo, pues en el umbral está el marido con el fusil pre­parado. El proceso de desintegración a que Verga ha sometido las pasiones humanas, al­canza en este boceto los límites extremos: despojadas de todo encanto y poesía, se re­ducen todas a un bestial instinto de conser­vación. Es magistral la estructura de esta escena, densa y violenta, pero la vida de los personajes es escasa: son sólo esquemas mentales en los que, en el crepúsculo del poeta, se concentra la irónica amargura del pensador.

E. C. Valla