Estancias al Virrey Toledo o Clorida, Luigi Tansillo

[Stanze al Viceré Toledo o Clorida]. Pequeño poema publicado póstumo en 1581. Clorida, ninfa de la villa habitada por don García de Toledo, suplica al padre de su señor que vaya a visitarla, alabando las bellezas artísticas y naturales del lugar: el lindo jardín cuidado por el jardinero, la fuente adornada con estatuas, las frescas gale­rías y la playa llena, al anochecer, de pescadores con sus amantes. La ninfa une a las alabanzas del lugar las del valeroso don García; así entre las hojas y las flores resuenan épicos acentos.

El cantor de las muchas hazañas es Tansillo, con quien la ninfa conversa en los escalones de la fuen­te. El poema comprende 173 estancias de andadura lírico descriptiva con digresiones encomiásticas. El motivo es idílico mitológico según el modelo de muchos poemas del Renacimiento desde la Aretusa de Mar- tirano, el modelo más reciente, a la Ambra (v.) del Magnífico o hasta el lejano mode­lo ovidiano. Muchos críticos ven en las Estancias la obra maestra de Tansillo: el estilo, terso y limpio, es de una viva ele­gancia, y la descripción, a veces meticulosa y prolija, se anima a menudo con un brío narrativo que recuerda, aunque de lejos, la octava de Ariosto.

C. Leij

Luigi Tansillo es un «discursivo». Venusino de nacimiento, paisano de Horacio, se puede decir que la epístola horaciana era la forma espontánea de su ingenio. (B. Croce)