Ernest Staas, Abogado, Antoon Bergmann

[Ernest Staas, advocaat]. Bocetos y escenas del escritor de lengua flamenca, publicados en 1873. Estos boce­tos autobiográficos, reunidos en cinco gru­pos de tres, ilustran la vida del muchacho, la del estudiante, del pasante de abogado, del abogado principiante y del experto; el último termina la serie y encuadra a los anteriores.

Los bocetos de la infancia son delicadamente idílicos: el retrato de una vieja tía solterona, el interior de un «établissement pour l’éducation des deux sexes» en un «béguinage», el primer amor, Siguen escenas de la vida estudiantil: la asociación de la «pipa independiente» en Gante, en donde se bebe fuerte (su lema es: «mi vaso me resulta siempre demasia­do pequeño »), pero al mismo tiempo se acaloran los ánimos por las reivindicaciones políticas y lingüísticas del pueblo flamenco.

Vienen luego los bocetos de la carrera de abogado, de las causas sosteni­das de oficio y de las patrocinadas por el profesional libre; agradable entre todos es el de la primera causa en la que el novel abogado, perdido el hilo, habla sin cesar saltando de un tema a otro con gran satis­facción de su cliente, una campesina fla­menca que no ha comprendido una palabra de cuanto ha dicho en francés su abogado, pero que ha notado que su discurso ha sido más largo que el de su adversario. Son todos ellos cuadritos idílicos en los que hay verdad y vida, espíritu y senti­miento, finura y espontaneidad; su estilo ha ejercido notable influencia en la litera­tura flamenca moderna.

F. Bramanti