Episodios de la Vida de un Holgazán, Joseph von Eichendorff

[Aus dem Leben eines Taugenichts]. Narración del poeta romántico ale­mán publicada en 1826. El protagonista es el jo­ven hijo de un molinero, que se va de viaje por el mundo, impulsado por sus ansias de curiosidad y de libertad. Sin preocupacio­nes y sin programa, con la única compa­ñía de su violín, vagabundea con el alma abierta a las bellezas naturales y con el espíritu inclinado con tanta facilidad al aba­timiento como a la alegría, en un continuo sucederse de sentimientos contradictorios e igualmente intensos.

Una dama bellísima, enamorada de su canto, le lleva a su castillo de las orillas del Danubio, cerca de Viena, donde permanece algún tiempo, disfrutan­do de la pacífica vida de jardinero. Pero, enamorado de Aurelia, la bella dama, que no parece corresponder le, y dominado por la inquietud, de nuevo se lanza por los caminos del mundo. Con la música de su violín, se agrupan en torno a él campe­sinos y muchachas, despierta ecos en los montes y en los valles. Por fin se halla en una Italia muy semejante a su nativa alemania, mientras en torno a él, siempre cándido e ingenuo, se mueve una multitud de personajes —musiquillos, estudiantes, artistas — que aparecen y desaparecen en la narración.

Al principio, Roma le fascina, pero, vencido por la nostalgia del Norte y por el recuerdo siempre vivo de Aurelia, toma de nuevo el camino de vuelta, a lo largo del cual le esperan otros encuentros y otras aventuras. Al fin, encuentra nueva­mente a la dama de sus sueños, que resul­ta ser la cándida sobrina del portero del castillo, y que corresponde fácilmente a su amor. La narración, en primera perso­na, lleva intercaladas algunas graciosísimas canciones. Un delicado sentimiento de la naturaleza anima estas páginas; bosques y campiñas, sirven de fondo a las peripe­cias, en las que se mueve, junto con las demás, la figura del protagonista. La atmós­fera de simpatía humana, la gracia que respira toda la fábula, recuerdan el arte de Jean Paul. El protagonista es un re­presentante típico del inquieto romanticis­mo alemán, siempre invadido por las an­sias de infinitas e indefinidas nostalgias.

A. Feldstein