Ellák, Kálmán Harsányi

Tragedia en versos yámbicos del poeta húngaro (1877-1929)    , representada en 1923. Recoge el mo­tivo tradicional de la saga de Atila (v.). Ellák, hijo mayor de Atila, lucha en vano contra la influencia germánica y contra el mismo rey, que favorece, debido a una diplomacia fatal, a los pueblos germánicos de su imperio. Cuando su padre se casa con su prometida Hildegunda y le quita el cargo de jefe de los ejércitos hunos para favorecer a los germanos, Ellák sacrifica sus sentimientos filiales a los intereses de la patria y no impide a Hildegunda que mate a Atila en la noche nupcial.

Acusado él mismo de regicidio, el patriota ideal pier­de la simpatía de sus secuaces y es herido de muerte por su hermano menor Csaba. Pero antes de morir Ellák se hace atar a su caballo para conducir, una vez más, aún muerto, a su pueblo a la antigua patria. En su destino de héroe sólo reconocido en la muerte, Ellák apareció a los espectado­res como el representante simbólico de la grandeza humana, siempre incomprendida, y del nacionalismo libre de toda escoria egoísta. El éxito de la tragedia, compuesta mucho antes de la representación, más aún que a las bellezas líricas y a la solidez de su estructura escénica, se debió precisa­mente a la tensión nacionalista surgida con el tratado del Trianón, que recordaba a los húngaros el trágico destino de su patria.

G. Hankiss