El Rey Galaor, Eugenio de Castro

[O rei Galaor]. Poe­ma dramático en cuatro tiempos del es­critor portugués Eugenio de Castro (1869- 1944), publicado en Coimbra en 1897. El rey Galaor es soberano de una tierra no bien determinada, probablemente una pro­vincia de la antigua Armórica, donde vi­vieron un día los legendarios caballeros del rey Artús (v.). A los sesenta años, pero decrépito como un centenario, se ha casado con Gudula, una mujer joven a quien tiene sujeta como a una esclava. Ésta le dio una hija, Sibila, de cuya suave belleza el padre es celoso custodio, hasta el punto de encerrarla en una torre cuyas llaves guarda personalmente.

Temiendo que desde la única ventana de la torre Sibila pudiera ver a algún hombre, la hace cegar en secreto mientras duerme. Hay que saber que, antes de casarse con Gudula, el rey sedujo a una muchacha, de la que tuvo un hijo, y los abandonó a los dos, regalando como única compensación a la madre un anillo hermosísimo. El niño, al crecer, se presenta ante la torre donde está encerrada Sibila y la fascina con su canto. Para li­bertar a la amada, el joven entra en silen­cio en el palacio y consigue sustraer al rey las llaves mientras éste duerme. Cuando el rey despierta y no encuentra las llaves, encarga a Gudula que vaya a ver si por azar las olvidó en la cerradura. Gudula va a buscar las llaves, pero la puerta está abierta y Sibila ha huido. El raptor dejó caer el anillo, que ella recoge y lleva al rey; éste lo reconoce y, de dolor, cae ful­minado. Huelga hacer notar la absurda artificiosidad de esta trama y la completa ausencia de humanidad en. la figura de Galaor, que para demostrar su afecto por su hija la encierra en la torre oscura. Sin embargo, algún crítico entusiasta, como Silva Gaio, llegó a encontrar en la figura una grandeza shakespeariana.

G. Battelli