El Recluta, Honoré de Balzac

[Le requisitionnaire]. Na­rración de Honoré de Balzac (1799-1850), publicada en 1831. Una tarde del mes de noviembre de 1793, en un pueblecito de la Baja Normandía, la casa de la condesa de Dey permaneció inesperadamente cerrada para sus visitantes habituales, lo que hizo que la curiosidad pueblerina se desatara en conjeturas.

Por un mensaje secreto traí­do por un emisario, la condesa ha sabido que su hijo, encarcelado por haber parti­cipado en la expedición de Granville, in­tenta evadirse y llegará a casa lo más tarde dentro de tres días. La febril espera, la esperanza de volver a ver al hijo y la duda terrible de que la tentativa no tenga éxito, ponen a la madre en un grave estado de sobreexcitación nerviosa. La noche del ter­cer día llama a la puerta un joven afectado por la leva que presenta la orden de alo­jamiento dada por el alcalde; en efecto, aquella noche realizaba la marcha hacia la comarca un batallón de reclutas de la Re­pública.

La condesa está consternada, pero aún espera. Después, la duda se convierte en certidumbre, y la visión horrible del fin de su hijo la mata. A la misma hora en que moría la condesa de Dey, era fusilado su hijo. El gusto por sacar a luz ciertos secretos del alma humana, y la confusa creencia en los fenómenos de telepatía y magnetismo, que se encuentran en otras obras notables de Balzac, forman el núcleo central de la narración. Sólo que, mientras en otras obras (La busca de lo absoluto, v.), el problema científico queda en cierto modo ajeno al interés poético, aquí se encuentra en todos los elementos del drama y el tema central aparece perfectamente fundi­do con el argumento, adquiriendo por ello la obra una eficacia singular, como para asignarle un lugar aparte, a pesar de su brevedad, en la vasta producción de Balzac. [Trad. de Torcuato Tasso y Serra (Barce­lona, 1903) bajo el título de El quinto, y de Pedro Vanees (Madrid, s. a.) con el tí­tulo El recluta].

M. Bonfantini