El Luto le sienta bien a Electra, E. O’Neill

Trilogía dramática

La historia se desarrolla en los años de la Guerra Civil, en una pequeña ciudad ameri­cana de provincias, donde se renuevan los míticos suce­sos de la tragedia de la casa de Atreo. En el primero de los dramas, Regreso al hogar, el general Ezra Ammon vuelve a casa al término de la guerra. Su esposa Christine lo traicionó con el capitán Brant, de quien está tam­bién enamorada su hija Lavinia.

Descubierta por ésta, la madre envenena al marido para no perder al amante. Ezra, antes de morir, consigue revelar a Lavinia que su madre lo ha asesinado. El segundo drama, Los acosados, se inicia con el regreso de la guerra del hermano de La­vinia, Orin. La madre trata de convencerlo de que Lavi­nia se ha vuelto loca, pero cuando ésta última consigue proporcionarle la prueba de las culpas maternas, Orin asesina a Brant. Christine se quita la vida.

Los poseídos, última parte de la trilogía, se desarrolla un año después. Lavinia y Orin regresan de un viaje por los mares del Sur. Lavinia querría marcharse de allí, casarse, pero teme que el remordimiento induzca a Orin a confesar su vengan­za; por tanto, aleja de él a la mujer que lo ama. Orin, no pudiendo soportar por más tiempo su remordimien­to, pone fin a su vida. Lavinia, a la que «le sienta bien el luto», pasará el resto de su vida en la casa de la familia.