El Fin de Hackenschmid, Viktor Dyk

[Konec Hackenschmidúv]. Novela del moderno poe­ta checo Viktor Dyk (1877-1931). Poeta por encima de todo, Dyk ha vinculado también su nombre a dos grandes novelas: El fin de Hackenschmid (1905) y Diciembre (1907) que debían formar parte de una composi­ción cíclica, El zueco del diablo, que no terminó. En todo el ciclo tenía que quedar representada, de una manera aún más am­plia de lo que lo fue en las dos novelas publicadas, la crisis de la generación de fines del siglo XIX bajo la influencia de Nietzsche, Tolstoi y Marx, en el momento en que en Bohemia, como en toda Europa, la literatura estaba en pugna entre las dos tendencias del realismo y el simbolismo. Los protagonistas de la novela forman una sociedad llamada «El zueco del diablo». Miembros de esta sociedad son, entre otros, Hackenschmid, Hilarius, el socialista Tu­sar, y Kopulent. Cada uno de ellos repre­senta un tipo distinto.

Los jóvenes, inde­cisos, descontentos, pero, a excepción de Hilarius, incapaces de una actuación enér­gica, siempre vacilantes, deseosos de resol­ver problemas ajenos a la vida real, están en oposición como representantes de la joven generación, con el viejo Kopulent, hombre de claro idealismo. La sociedad «El zueco del diablo» tiene un fin poco glo­rioso. Hilarius muere a manos de Hackenschmid, que quiere de este modo salvar a Paula, la hermana de Kopulent a la que Hilarius corteja sin amar. Hackenschmid, desesperadamente enamorado de María Brandler, se suicida. Otro miembro de la sociedad que quería ser maestro de escue­la rural, se convierte en un periodista in­significante; Kopulent se desentiende por completo de su país. La acción se desarrolla a raíz y bajo la impresión de la revuelta de Praga del 1897, motivada por la revo­cación de las disposiciones que permitían el uso del idioma checo en las administraciones. La novela tiene, pues, un valor his­tórico, visto a través de un prisma psico­lógico.

E. Lo Gatto