El Ciego Jerónimo y su Hermano, Arthur Schnitzler

[Der blinde Geronimo und sein Bruder]. Esta breve novelita es, quizá, la obra maes­tra de Arthur Schnitzler (1862-1931), pues el rayo de bondad humana que la llena, re­concilia al autor con la simpatía negada a sus obras de desconsolado y negro pesi­mismo, como Teresa (v.) y La señorita Elsa (v.). Jerónimo y Carlos son hermanos, hijos de un pequeño propietario rural. Cuan­do niños, jugando con el arco, Carlos dejó ciego a Jerónimo. Desde entonces vive para el desgraciado, le enseña a cantar y a to­car la guitarra; a la muerte de su padre acompaña al hermano por las tierras de Valtellina y la llanura próxima, donde Je­rónimo canta y toca en las posadas y cafés. Viven así y el recíproco afecto los sostiene y consuela. Pero un día la burla cruel de un semiloco lanza la desconfianza en el ánimo del ciego, quien llega a creer que Carlos le defrauda en sus ganancias. Para recobrar la confianza de su hermano y entregarle la moneda de oro que Jerónimo cree que le ha robado, Carlos roba efecti­vamente a dos forasteros. Pero cuando Car­los es detenido, Jerónimo lo comprende to­do; el amor por su hermano renace de re­pente y vuelve a encontrar el Tínico bien de su vida. Finura psicológica, manejo feliz de los caracteres, breves cuadros de vida en las pequeñas posadas del Stelvio, todo concurre a conferir al breve cuento una fuerza y vitalidad sugestivas.

B. Allason