El Cardenal, James Shirley

[The Cardinal]. Trage­dia inglesa de James Shirley (1596-1666), representada en 1641 y publicada en 1652. El Cardenal, impulsado por la ambición, ha puesto los ojos en la duquesa Rosaura, hijastra del rey de Navarra, la cual ha quedado viuda, para casarla con su sobri­no Colombo, general de los ejércitos nava­rros. Para llevar a cabo este matrimonio de interés, trata antes de obtener el apoyo del rey, el cual ordena el casamiento de Colombo y la duquesa, si bien ésta ama sinceramente al conde Álvarez. Poco des­pués, el general parte para la guerra, y du­rante su ausencia Rosaura convence al rey para que le dé su consentimiento para casarse con Álvarez. Pero después de la cere­monia nupcial, por la noche, regresa de improviso Colombo, que, ciego de ira, mata a Álvarez. El dolor de Rosaura es incon­solable; entonces se le presenta un coronel, Hernando, al que Colombo ha ofendido gra­vemente en el campo de batalla, el cual le propone unirse en la común venganza. La duquesa consiente y promete, incluso, su mano a Hernando si la venganza se realiza. Así, Colombo, provocado por el coronel, cae muerto tras un encarnizado duelo. Pero el Cardenal, que sospecha la intriga y el acuerdo entre Hernando y Rosaura, ordena raptar a ésta para hacerla luego asesinar.

Sin embargo, cuando tiene en sus manos a la duquesa y se dispone a actuar, Hernando, que se ha escondido tras un tapiz .en la sala donde se encuentra la duquesa, sale y le mata. Demasiado tarde, sin embargo, ya que Rosaura, a quien el Cardenal ha obligado a tomar un veneno mortal, cae sin vida también. Esta tragedia folletinesca to­davía es superior a la otra de Shirley El traidor (v.), también puramente arbitraria, y se resiente de lo convencional del tema de tintas sombrías, usual entre los isabelinos. En el desarrollo y en la trama hay -algo que recuerda a La duquesa de Malfi (v.), de Webster.

E. Allodoli