El Banquete de los Sentidos de Ovidio, George Chapman

[Ovid’s Banquet of Sense]. Poema del escritor inglés George Chapman (1559?- 1634), publicado junto con otros versos en 1595. Ovidio, enamorado de Julia, la hija de Octaviano Augusto, a la cual él da lue­go el nombre de Corina, consigue introducirse en un jardín donde ella se está ba­ñando y canta, acompañándose con la lira. Oyéndola, Ovidio expresa el placer que ex­perimenta su sentido del oído. Los perfu­mes que emanan del baño de Corina sa­tisfacen su sentido del olfato. Cada vez más inflamado de amor, Ovidio busca la manera de ver a Corina en el baño, y con­sigue así satisfacer también su sentido de la vista. No contento aún, le revela su pre­sencia y consigue obtener de ella un beso para satisfacer su sentido del gusto. Pero es interrumpido antes de poder satisfacer también el quinto sentido. Este largo poe­ma de 117 estrofas de nueve versos cada una, avanza de una manera lenta y tor­tuosa, con frecuentes alusiones mitológicas que generalmente proceden de la Mitología de Natali Conti (pub. en 1551, y populari­zada en Europa por la edición de 1581). La obscuridad del poema, que en muchos pasajes presenta un franco parecido con lo que será la manera «metafísica» de John Donne, es deliberado; Chapman creía que las verdades poéticas debían ocultarse al vulgo profano; «como se ocultan los mi­nerales preciosos en el seno de la tierra». «Todas las cosas bellas son difíciles», era otro de sus axiomas. El simbolismo moralizador del poema le confiere cierto paren­tesco con las complicadas alegorías de los pintores manieristas italianos y le convierte en una obra típica de aquel período que revestía de renovado espíritu medieval el mundo humanístico. Mas, pese a su con­fusa complejidad, la obra resplandece de vez en cuando con vivas y grandiosas imá­genes que subyugan el interés incluso de los modernos. Con Banquete de los Senti­dos fueron publicados, además de otros ver­sos, A Coronet For his Mistress Philosophy, colección de 10 sonetos en elogio de la filo­sofía, y The Amorous Zodiac, ingenioso simbolismo del amor con muchas reminis­cencias mitológicas.

R. Barocas