Dimitri Donskoi, Ladislav Alexsandrovic Ozerov

[Dmitrij Donskoj]. Tragedia los principados rusos coaligados contra el Kan de los tártaros, Mamaj, y la famosa batalla de Kulikovo (1380), primera victoria rusa, aunque toda­vía no decisiva para la independencia del yugo tártaro, la tragedia de Ozerov tuvo un gran significado patriótico. El príncipe Di- mit (Dmitrij) se ha enamorado de Ksenja, hija del príncipe de Niznyj-Novgorod; Ksen­ja corresponde a su amor, pero sus padres desean que se case con el príncipe de Tyer, y con este fin viene al campo ruso la vís­pera de la batalla con los tártaros; al saberlo, Dmitrij se encoleriza contra el príncipe de Tver y con otros, pero Ksenja no quiere provocar una peligrosa discordia; se sacri­fica, hace reconciliar a los adversarios y concede su mano al príncipe de Tver, exi­giendo que participe en la batalla.

La tra­gedia de Ozerov, escrita siguiendo los pre­ceptos del pseudoclasicismo dominante en el teatro entre fines del siglo XVIII y co­mienzos del XIX, está plagada de inexacti­tudes históricas y es también imprecisa en la pintura de usos y costumbres. Pero la semejanza que el público vio entre su anti­guo príncipe y su actual soberano Alejan­dro I por una parte y entre el Kan tártaro Mamaj y Napoleón por la otra, contó más que la fidelidad histórica. Además, aun li­gada al pseudoclasicismo, Ozerov puso tanta alma en los preceptos tradicionales, que su tragedia resultó indiscutiblemente superior a todas las análogas en su tiempo.

E. Lo Gatto