Comoedia Sine Nomine

Comedia la­tina, anónima y sin título, escrita hacia la segunda mitad del siglo XV, una de las más representativas de la transición entre el misterio sacro y la comedia humanística. La trama recoge motivos de los misterios medievales: la reina Philostrates, moribun­da, hace jurar a su marido Emolphus que no se casará con ninguna mujer que no sea semejante a ella; y puesto que la única mujer que se le parece es su propia hija Hermiónides, el rey estará dispuesto a ce­lebrar estas nupcias incestuosas. Hermióni­des huye a la Fócida, donde se casa con el rey Orestes; la madre de él, Olicomestra, que la odia, aprovecha la ausencia de su hijo para hacerle saber que su esposa ha dado a luz un horrible monstruo y ordena que Hermiónides sea muerta junto con el hermoso hijo que, en realidad, ha tenido. A su regreso, Orestes, desesperado, quiere vengarse y encierra a su madre en su cas­tillo; entretanto, se entera de que su esposa y su hijo están todavía vivos, por la com­pasión que inspiraron al encargado de darles muerte, los recobra y vuelve a ellos la paz mientras Olicomestra se suicida. El Auto de Santa Oliva (v.), contaminado con remi­niscencias clásicas y con elementos de la novelística europea de origen oriental, ad­quiere aquí un carácter colorido y fabuloso, donde el mundo cristiano y el pagano se entrecruzan de continuo en una caprichosa y hábil variedad de tonos.

U. Déttore