Clemencia, Ignacio Manuel Altamirano

Novela del escritor mexica­no Ignacio Manuel Altamirano (1835-1893), publicada en 1904. La mujer nombrada en el título es una apasionada joven de Guadalajara que concibe un gran amor por el jo­ven y apuesto comandante Enrique Flores, hombre de grandes dotes y simpatía, mili­tante en las filas del ejército republicano que defendía su patria contra el invasor francés, aunque al final — sin que el lector se dé buena cuenta de las razones — se con­vierte en un desalmado traidor. Al lado de Flores, se mueve la figura de su compañero Fernando Valle, también comandante, per­sonaje huraño y poco favorecido por la na­turaleza. Prima de éste es la dulce Isabel, asimismo enamorada de Enrique, la cual acaba por rechazarlo de su lado al darse cuenta de sus torcidas intenciones. Al llegar los franceses a Guadalajara, las familias de las dos muchachas salen de la ciudad. A po­co, y por casualidad, sábese, por interven­ción de Valle, la traición de su colega, que por motivos de ambición ha entrado en tra­tos con el enemigo. Hecho prisionero y con­denado a muerte, se halla en espera de su­frir el castigo, cuando Femando acude a la prisión y lo hace huir, quedándose en su lugar. El prófugo tiene la audacia de presentarse en casa de Clemencia, en solicitud de su caballo para huir, y se ve rechazado con horror por la mujer que lo amaba y que ahora comprende la grandeza de alma del pobre y desgarbado Fernando Valle. Intenta entonces por todos los medios salvarle la vida, pero no lo consigue, y encierra en un convento su juventud y su belleza. Clemen­cia es una novela romántica, un tanto des­igual, escrita con calor y entusiasmo, en la que Altamirano ha sabido entrelazar con la ficción acontecimientos históricos de tanto interés como los que presenció México en el año 1863. Dedicóla su autor a la ilustre escritora doña Isabel Prieto de Landázuri.

A. Millares Carlo