Chin Ch’ai Chi, Chu Ch’üan

[La historia del braza­lete]. Drama poético chino, considerado como una de las cuatro obras más represen­tativas de la «escuela meridional». Fue es­crito por el príncipe real Chu Ch’üan, 17.° hijo del emperador T’ai Tsung (1368-1397), fundador de la dinastía Ming, el cual tam­bién dejó un tratado de métrica, preciosí­simo para el estudio del teatro chino de la escuela meridional. El drama consta de 48 actos. El literato Wang Shih-p’éng tiene una novia, la joven Chien Yü-lien, y le ha regalado un brazalete. Un ricachón, Sun Ju-ch’üan, enamorado de la belleza de la muchacha, quiere casarse con ella. La ma­drastra y la tía de la muchacha apoyan la propuesta de Sun Ju-ch’üan, pero la chica se resiste, apresurándose a celebrar el ma­trimonio con Wang Shih-p’éng.

Después del matrimonio, Wang Shih-p’éng parte para la capital a examinarse para un concurso del Estado y triunfa tan brillantemente, que el ministro Wang Tzü quiere que se case con su propia hija. Wang Shih-p’éng decli­na la oferta del ministro, cae por ello en desgracia, y privado del cargo reciente de prefecto es nombrado juez de Chao-yang, en la lejana provincia de Kuang-tung. En­tretanto, como nada se sabe de él en su pueblo, el rico Sun falsifica una carta de Wang dirigida a la esposa, en la que le anuncia que se ha casado con la hija de un ministro y que quiere divorciarse de ella. La pobre Chien, angustiada y atormenta­da por los padres que quieren hacerla ca­sar con Sun, fiel a su amor, se arroja al río para morir. La salva, sin embargo, un viejo oficia], que la tiene en su casa como hija adoptiva. Allí, después de algunos años, la encuentra Wang, que no la ha olvida­do nunca, y los fieles esposos consiguen por fin reunirse. El motivo, común en este teatro, del amor obstaculizado y fiel, a dis­tancia de tiempo y espacio, está expresado con gran delicadeza de tonos, si bien la elegancia del verso es inferior a la de otros dramas representativos de la «escuela me­ridional».

S. Lokwang