Cancionero de Sebastián de Horozco.

Con este título se conoce una colección de poesías al modo tradicional, obra de Sebas­tián de Horozco (1510-1580). Es de gran interés por representar un aspecto franca­mente erasmista y de aguzada crítica. Los poemas están escritos en un estilo popularista, lleno de frases y modismos de la vida corriente, etc. El Cancionero ha sido edita­do por la Sociedad de Bibliófilos andalu­ces, 1874, y es un buen venero de léxico castizo y de tipología popular. Pullas con­tra clérigos, frailes, bulderos, etc., son su ingrediente favorito, al lado de otra temá­tica más grosera y desenvuelta. El interés del Cancionero creció sobremanera al ser utilizado por el erudito Julio Cejador como prueba e instrumento de lucha para atri­buir a Sebastián de Horozco el Lazarillo de Tormes, la delicada y genial novelita que inaugura la picaresca. En el Cancionero se cuenta, en el metro tradicional, la aven­tura de Lázaro y el ciego. Además existe una larga lista de coincidencias en los te­mas, situaciones, referencias, etc., no des­preciable. A pesar de eso, la teoría de Ce­jador no ha sido aceptada, y no hay más remedio que ver en toda esa serie de acti­tudes una manifestación nueva, excelente en este caso, del erasmismo total del pen­samiento español del tiempo y el uso gene­ral de una circunstancia literaria.

A. Zamora Vicente