Cancionero de Garci Sánchez de Badajoz

Poeta y músico español de la corte de los Reyes Católicos. Su poema más im­portante es el «Infierno de amor», en el que, en «los tormentos / de las tinieblas oscuras», aparecen hasta treinta poetas cas­tellanos, entre los cuales Macías, Juan Ro­dríguez del Padrón, el Marqués de Santi- llana, Juan de Mena, Jorge Manrique, Diego de San Pedro, etc. La obra pertenece al gé­nero de los llamados poemas colectivos, tan frecuente en la poesía catalana del siglo XV (Jordi de Sant Jordi, Francesc Ferrer, Pere Torroella). Debe destacarse también «El sueño», en el que el poeta ve su propio en­tierro y oye a los pájaros cantar sus «obse­quias / porque de amores murió», siendo «en… verdes laureles / …su cuerpo con­vertido». Garci Sánchez de Badajoz repitió este tema en dos romances, o mejor dicho, en dos composiciones en octosílabos parea­dos, en los que se intercalan villancicos. En sus «Liciones de Job apropiadas a las pasiones de amor» adapta los rezos del breviario a temas amorosos, dentro de una línea muy característica del siglo XV caste­llano (Mosén Diego de Valera, Suero de Ribera). Sus «Lamentaciones de amores» tie­nen momentos de una fina intención lírica: «Y vos, cisnes, que cantáis / junto con la cañavera / en par del río, / pues con el can­to os matáis, / mirad si es razón que mue­ra / con el mío». Escribió también nume­rosas reqüestas, canciones, villancicos y dezires en los cuales desarrolla los principios del amor cortés con delicados primores for­males, dentro del mundo poético castellano de cancionero. De ahí nació la leyenda de su «locura de amor», que se divulgó en breves alusiones y en agudas anécdotas a lo largo de todo el siglo XVI.

J. Molas

¿Qué cosa se iguala a una redondilla de Garci Sánchez…? (Lope de Vega)