Autobiografía de Hunt

[Autobiogra­phy]. Fue publicada en tres volúmenes en 1850, revisada poco antes de la muerte del escritor inglés James Henry Leigh Hunt (1784-1859) y publicada de nuevo postu­ma (1860) por su hijo Thornton Hunt. Ha­biendo comenzado pronto su actividad lite­raria que se extendió a muchos campos (poesía, ensayo, novela, teatro, crítica), y habiéndose ocupado también por algún tiempo de política y fundado dos revistas: «The Examiner» y «The Liberal» ( la segun­da sin éxito), se encontró Hunt en contac­to con muchos y variados ambientes de la vida intelectual inglesa, principalmente con la tríada de poetas románticos: Shelley y Keats, a quienes frecuentó durante una es­tancia en Hampstead y que puso en contac­to entre sí, y con Byron, a quien se unió en La Spezia para la fundación de «El Liberal».

Esta amplia y vasta experiencia es vivida con un espíritu inferior a muchos de los poetas y escritores con los que estuvo en contacto, pero en su nivel medio, encuen­tra un equilibrio, una temperancia de to­nos y sentimientos humanos, una viva adhesión al espíritu de la tradición nacio­nal, cualidades de las que derivan el valor y la atracción de esta autobiografía. Si en su modo de ver y comprender los hechos en que participó y a los hombres con quie­nes hubo de tratar, hay que reconocer la misma relativa superficialidad propia tam­bién de sus obras, no es posible por otra parte negar su fundamental honradez. Emer­ge de estas páginas, la figura de un hombre sinceramente convencido de sus ideas, per­petuamente en lucha con las estrecheces a que le ligó una familia numerosa y que trató de remediar con su copioso trabajo, sin perder una serenidad que le consiente juzgar sincera y ecuánimemente, hasta cuando sus juicios no son exactos. La Au­tobiografía, muy apreciada por Carlyle, quien sólo la consideraba superada por la Vida de Samuel Johnson (v.) de Boswell, es la obra en la que la vida y la memoria de Hunt quedan mejor fijadas y de modo más duradero.

S. Rosati