Autobiografía de Alice Toklas, Gertrude Stein

Cuando Gertrude Stein (1874-1946), escrito­ra contemporánea americana, escribió la historia de la vida de Alice Toklas, la ami­ga y secretaria que vivió con ella durante cerca de treinta años, se le hacía especial­mente difícil abordar el tema de su propia vida. Pero le bastó centrar la atención en Miss Toklas, para lograr infundir a su au­torretrato un carácter objetivo que lo re­veló lleno de interés y originalidad. En pu­ridad, el libro no es propiamente dicho una «autobiografía de Gertrude Stein» al pasar rápidamente por su infancia en París y Viena, por su juventud en California y por sus años de estudiante en el Este, donde fue una de las alumnas favoritas de William James, para sólo extenderse con lar­gueza sobre su existencia en París, antes, durante y después de la guerra de 1914. La vida de Gertrude Stein, en esta época, es asimismo la vida artística y literaria de su tiempo: escritora ella misma, apasionada por la pintura y sus problemas, en posesión de una fortuna personal que le permite reunir con su hermano Leo, conocido crí­tico de arte, una importante colección de cuadros modernos, su estudio de la rué de Fleurus se convierte en el centro de atrac­ción, adonde convergen artistas y escritores de París, América y otros lugares.

Amiga de Picasso, de Juan Gris, de Braque, de Matisse, de Apollinaire, de Rousseau y de Marie Laurencin, Gertrude Stein sufre pro­fundamente el influjo de las ideas y gustos de unos y otros, e influye, a su vez, sobre los jóvenes, especialmente sobre los escri­tores — Sherwood Anderson y Hemingway deben mucho a sus experiencias sobre el lenguaje—; influencia incuestionable y po­derosa que hay que admitir, sin, por ello, comulgar a ciegas con la opinión de la au­tora, que no vacila en considerarse como uno de los dos o tres genios de la época, y cabeza rectora de toda la literatura ameri­cana moderna. La Autobiografía de Alice Toklas, documento único sobre la vida ar­tística y literaria de comienzos de siglo, no posee sólo un valor documental. La vigoro­sa personalidad de Gertrude Stein, su pro­funda sensibilidad, su humor y la agudeza de su juicio le comunican una vida inten­sa: el libro abunda en retratos, anécdotas y reflexiones, y está escrito con un estilo vivo, en su doble tendencia de buscar el ensi­mismamiento a la vez que el ritmo del len­guaje hablado, más sencillo aquí y más ágil que en sus restantes obras. Publicada en 1933, la obra constituyó un gran éxito, convirtiéndose rápidamente en un «best se- 11er», elegido por la «Literary Guild». En el año 1937, en la Autobiografía de todo el mundo [Everyone’s autobiography], G. Stein relata su regreso a los Estados Unidos y sus reacciones ante la vida y las gentes de su país, pero sin que los personajes ni la obra en sí tengan ya el interés de la Autobio­grafía de Alice Toklas.