Las dos máscaras, Paul De Saint-Victor

[Les deux mas­ques]. Obra crítica en tres volúmenes del escritor francés, publicada entre 1880 y 1883. En ella el autor se propone estudiar la tragedia, el drama y la comedia desde la antigüedad hasta el siglo XIX. El primer volumen está dedicado a Esquilo que dio vida a la for­ma dramática introduciendo el diálogo y fue «poeta y arquitecto de la tragedia». El segundo ilustra la obra de Sófocles, de Eurí­pides, de Aristófanes: Sófocles introducien­do el «triagonista» y rompiendo la cadena de la trilogía, dio un nuevo soplo de vida y una singular unidad dramática a la tra­gedia; Eurípides, con su ansiosa búsque­da psicológica, puede ser considerado como una primera expresión del espíritu román­tico; con Aristófanes, en fin, la comedia al­canza desde sus orígenes rústicos una dig­nidad artística.

Concluye el segundo volu­men con un breve ensayo sobre el teatro hindú. El tercer volumen, póstumo, hace desear una última elaboración del material, y desarrolla los temas fundamentales del teatro de Shakespeare, pasando luego al tea­tro francés desde sus orígenes hasta Corneille, Racine, Moliére y Beaumarchais. La obra, que encuadra a cada uno de los auto­res y sus producciones en su época respec­tiva, resulta hoy de escaso valor, a excep­ción quizá del estudio sobre Esquilo. Se recuerda, sobre todo, gracias a un estilo inventivo, algunas veces grandilocuente, pero exacto y preciso, y como manifesta­ción de un gusto refinado a través del es­tudio inteligente de la gran producción dra­mática de todos los tiempos.

D. Zerbony