William Gilbert

Nació el 24 de mayo de Í540 en Colchester, murió el 30 de noviembre de 1603 en Londres o en Colchester. Reali­zados los estudios de Medicina en St. John’s College de Cambridge, fue elegido fellow en 1561. A continuación viajó por Europa durante algunos años y en 1573 regresó defi­nitivamente a Inglaterra, en cuya capital ejerció la Medicina. Consiguió amplia fama como médico y como científico: en 1589 era uno de los comisarios encargados de la di­rección de la Pharmacopeia Londinensis, obra que no vio la luz hasta 1618.

En 1601 fue nombrado médico de la corte; a la muer­te de la reina Isabel (marzo de ¿603), su sucesor Jacobo I Estuardo le confirmó en el cargo, pero murió poco después. Fue sepul­tado en Colchester, donde se le erigió un monumento sepulcral. Para la posteridad ha quedado sobre todo como un notable astró­nomo y físico: fue uno de los primeros que aceptó en Inglaterra la teoría copernicana. Pero su fama se apoya especialmente en sus estudios sobre el magnetismo contenidos en su obra maestra El imán y los cuerpos mag­néticos (v.). Notable es también otra obra suya, De mundo nostro sublunari philosophia nova, publicada después de su muer­te por su hermano (Amsterdam, 1615).

G. Preti