Vittorio Locchi

Nació en Figline Valdarno (Florencia) el 8 de marzo de 1889 y murió el 15 de febrero de 1917 en el Egeo, en el tor­pedeamiento de un transporte de tropas. Estudió contabilidad, y trabajó en la admi­nistración postal. Durante la primera Guerra Mundial participó en la ocupación de Gorizia, que cantó en el pequeño poema La fiesta de Santa Gorizia, aparecido póstumo a fines de 1917; aun cuando de escaso interés poético, la obra alcanzó un gran éxito en los primeros años de la postguerra, debido a su ímpetu patriótico. Anteriormente había publicado el tomito de versos Las canciones del giacchio (v.), texto, como el anterior, de matiz popular, pero, además, inspirado en ciertas formas de la poesía italiana de este carácter de los siglos XV y XVI, y con un lenguaje más directo y «hablado» procedente de la tradición toscana de la citada época. De tal gusto literario deriva la edición que dirigió en 1915 de los Estrambotes (v.) de Leonardo Giustinian. Póstumos aparecieron en 1919 y 1920 otros volú­menes y repertorios de poesías, La sveglia, II testamento, etc., y el drama L’uragano.

G. Titta Rosa