Vittorino da Feltre

Nació en Feltre en 1378 (o 1373 más probablemente) y murió en Mantua el 2 de febrero de 1446. Estudió con insignes maestros en la Universidad de Pa­dua. Viose influido en tal ambiente por Pier Paolo Vergerio el Viejo, autor del primer tratado pedagógico del Humanismo. Dedicóse no solamente a las Letras, sino también a las Matemáticas. En 1419 estableció en Pa­dua un colegio-internado en el que enseñó Humanidades clásicas. Durante algún tiempo fue catedrático de la Universidad de Padua. En 1423 llególe a Venecia la invitación de Gian Francesco Gonzaga, quien le proponía dirigirse a su corte de Mantua para actuar en ella como preceptor de sus hijos. Allí uniéronse a éstos hasta setenta discípulos de varias procedencias y condiciones.

Sus­tancialmente fiel al cuadro de las enseñan­zas y a los métodos del humanismo, Vittorino da Feltre los completaba con largas lecciones de Cien­cias, de Matemáticas en particular, e impo­nía como obligatorio el estudio del griego. Toda esta formación se hallaba inspirada en un ideal de armonía, en el que figuraban asimismo los ejercicios físicos y la educa­ción estética. La habilidad con que sabía simplificar y hacer agradables y compren­sibles las materias, así como el frecuente empleo del método socrático de la conver­sión y la discusión, dieron vitalidad y fecun­didad a la escuela, verdadero ejemplo de pedagogía humanística. Por su prestigio Vittorino da Feltre ejerció una considerable influencia es­piritual, singularmente decisiva en el afian­zamiento de la segunda generación del hu­manismo italiano. Documento de su obra de educador son las Carias (v.) y la bio­grafía y las descripciones de alumnos y amigos llegadas hasta nosotros.

G. Caló