Ts’ao Chih

(Apelativo honorífico, Tzû Chien). Nació en 192 y murió en 232. Vivió durante los años finales de la dinastía de los Han posteriores (25-220) y los iniciales de la época de los «Tres Reinos» («San Kuo», 220-265), en el curso de un período agitado por continuas luchas y una miseria general. Fue el mejor de los escasos poetas de unos tiempos tan poco favorables a la contem­plación y a la poesía. Hijo de Ts’ao Ts’ao, general de los Han posteriores y asimismo autor poético, parece haberse distinguido como poeta ya a los diez años, por lo que su padre le creyó un plagiario; entonces, el muchacho demostró sus méritos mediante la composición de versos acerca de un tema obligado.

Su padre derribó la dinastía de los Han, y estableció en el norte el pequeño linaje de los Wei, del que su hijo Ts’ao Pei, mayor que nuestro autor, fue, a la muerte de su padre, el primer soberano. En el sur, mientras tanto, surgía el reino de Wu, y al oeste el de Shu-Han; empezaba así la etapa de los famosos Tres Reinos, continua­mente en lucha entre sí. El hermano le hizo objeto de persistentes sospechas y celos; de ello se lamenta el poeta en la célebre Es­tancia de los siete pasos [Ch’i Pu Shih], bajo la alegoría de la habichuela y el guisante puestos a cocer en la misma olla, y el pequeño poema Tsêng Pai Ma Wang Piao (v.).

Después de su muerte, ocasionada por los numerosos disgustos recibidos, fue vene­rado bajo el nombre de Ssu Wên entre los Siete Genios del período Chien-an («Chien- an Ch’i Tzu», 196-220); los seis restantes eran Kung Yung, Ch’en Lin, Wang Ts’an, Liu Cheng, Ying Yang y Yuan Yü.

B. Fedele