Tokto

(En chino, T’o-T’o; apelativo ho­norífico, Ta Yung). Nació en 1313 y murió en 1355 en un lugar ignorado. Fue hijo de un emi­nente funcionario mongólico, y su vida muy agitada. Cuando joven obtuvo un puesto en la guardia nacional, y en 1333 llegó a con­sejero estatal y presidente del censorado. Nombrado en 1341 ministro de Estado, se re­tiró en 1344 a causa de su precaria salud, y fue elevado a la categoría de príncipe. En 1347 acompañó a su padre al destierro, en Kansu. Fallecido el progenitor, se le llamó a Pekín, donde actuó como Gran Tutor, y en 1350 dirigió de nuevo el ministerio de Estado.

Dos años después consi­guió derrotar al rebelde Liu Fu-t’ung en Kiangsu. Mientras luchaba también victo­riosamente contra otro insurrecto, Chang Shih-ch’êng, viose desposeído de todos sus poderes y dignidades, por razón de envidio­sas calumnias. Desterrado en Yūnnan, fue envenenado por su rival Ha Ma; sin em­bargo, en 1363 rindióse justo tributo a su memoria. Notable erudito y literato, dirigió en 1343-45 la compilación de la historia de los Chin (v. Chon Shih), los Liao (v. Liao Shih) y los Sung (v. Sung Shih), tres obras que abarcan cuatro siglos de vida china y tártara.

B. Fedele