Thorbjörn Hornklofi

Escaldo norue­go que floreció a fines del siglo IX. Vivió en la corte del rey de Noruega Haraldo de la Hermosa Cabellera, a cuya victoria deci­siva en el Hafrsfjordhr (885 ó 872) dedicó el Poema del cuervo (v.) al cual debe H. su fama. Enemigo de los juglares, dominó tanto los metros populares como los rigu­rosos de la poesía culta. En el mencionado poema figuran reminiscencias de los edda. Celebra también hechos del reinado de Ha­raldo, el poema Glymdrápa, que ha llegado hasta nosotros deteriorado y fragmentario, y cuya fecha permite determinar la expe­dición a las islas atlánticas (890-95 aprox.); se trata de un poema lleno de «kenningar» (las metáforas tan gratas a los escaldos), solemne y hasta pesado, que fue conside­rado modelo no solamente por los escaldos del siglo X, sino también por algunos poe­tas cristianos del XII.

V. Santoli