Teófilo Alejandrino

Nació en fecha impre­cisa y murió en 412. Obispo de Alejandría des­de 385 hasta su muerte, luchó duramente contra las supervivencias del paganismo y reveló un gran celo en la destrucción de sus templos. No menos ardor —- o, mejor, ambi­ción de predominio — manifestó en los ata­ques dirigidos, sin parar mientes en los me­dios, contra San Juan Crisòstomo; a causa de ello fue excomulgado por el papa Ino­cencio I. Sucedióle su sobrino San Cirilo. De su vasta producción literaria’ ha llegado muy poco hasta nosotros : algunas cartas (entre ellas las epístolas de las fiestas) y varias homilías (dos en copto, como otros fragmentos; la titulada In misticam ccenam se halla entre las obras de San Cirilo). Las opiniones están divididas sobre la atribución a Teófilo de una Visión de la huida a Egip­to, en siríaco.

A. Pincherle