Teodor Sperantia

Nació en Iaşi en 1856 y murió en 1929. Frecuentó en la ciudad natal el Instituto y la Universidad, y perfeccionó luego sus estudios en Lieja. En 1877 era profesor en Bucarest, donde siguió la ca­rrera de funcionario ministerial y llegó hasta la categoría de inspector escolar. Fundador del Museo Etnográfico y vicepresidente del Teatro Popular, laboró por la cultura del pueblo con sentido más bien pedagó­gico que artístico. Compuso numerosos ma­nuales para escuelas de diversos tipos y grados. A la lectura llamada amena fueron destinados, en cambio, sus abundantes colecciones de anécdotas (v. Anécdotas relle­nas), publicadas entre 1889 y 1928, y escri­tas, singularmente los más breves, con una delicada habilidad de artista.

R. Del Conté