Takebe Ayatari

Nació en Hirosaki en 1719 y murió en Yedo (hoy Tokio) en 1774. Escritor y poeta japonés, fue conocido vul­garmente con el nombre de Kitamura Hi- samura; empleó asimismo el seudónimo de Ryōtai. Su padre, Masakata, era consejero del daimio (señor feudal) de Hirosaki, y conocía muy bien la filosofía china y el arte militar. A su muerte, en 1729, la madre de Takebe Ayatari ingresó en el palacio del daimio como dama de compañía, y confió el hijo, que apenas había cumplido los diez años, a los cuidados de su hermano mayor. Años des­pués, en 1738, descubierto su adulterio con la mujer de su hermano, hubo de huir y refugiarse en el Tōfukuji, templo budista de Kyoto.

Al cabo de breve tiempo, empero, abandonó la vida religiosa y pasó a Osaka, donde estudió el «hai-kai» (género poético integrado por composiciones de diecisiete sílabas) con Shida Noha (1663-1740). Falle­cido éste, salió de la ciudad y fue a estu­diar con otros maestros, como Watava Kiin (1700-50), discípulo de Bashō (1644-94); Nakagawa Otsuyū, denominado Bakurin (1675- 1739), y, finalmente, Kamo Mabuchi (1697- 1769). En 1747 se estableció en Yedo y se de­dicó inicialmente a la poesía. Compuso una primera obra acerca del «hai-kai» titulada Nuevos discursos pronunciados viajando en­tre el norte y el sur [Nampoku shinwa], y tuvo también algunos alumnos; sin embar­go, resultábale muy difícil la competencia con un hombre de la talla poética de Bashō y, así, su exuberante talento literario se inclinó hacia la narrativa.

De esta suerte escribió, entre otras obras, el Nislniyama monogatari (v.), curioso documento estilís­tico y filológico, redactado en un lenguaje arcaizante y lleno de notas destinadas a facilitar la comprensión del texto. Takebe Ayatari fue asimismo un buen pintor, cuyas produccio­nes han sido reunidas en una colección.

Y. Kawamura