Suidas o Suda

Durante mucho tiempo se ha creído en la existencia de un lexicó­grafo bizantino de este nombre, que habría florecido entre 976 y 1028 y compuesto el léxico homónimo (v. Léxico). La crítica re­ciente, en cambio, se muestra inclinada a considerarlo un personaje fantástico, fruto de una errónea interpretación del título de la obra, que, en su forma originaria, era «La Suda», o sea, «construcción laboriosa» o «fábrica» (luego, también, «valla» y «zan­ja»), y debió de ser tomado por el nombre del lexicógrafo por el docto metropolitano de Tesalónica, Eustacio, el único que menciona como autor a cierto Suidas (según P. Maas en 1932 y Fr. Dolger en 1936).

B. Lavagnini