Snellius

(Willebrord Snell van Royen) Nació entre 1581 y 1591 en Leyden, donde murió en 1626. Hijo de un profesor de Matemá­ticas de la Universidad local, ejerció tam­bién la función docente en la misma insti­tución, donde enseñó primeramente hebreo y, luego, a la muerte de su padre (1613), ocupó la cátedra de Matemáticas. Realizó largos viajes por Alemania, Bohemia y Fran­cia, y trabó amistad y sostuvo correspon­dencia con los principales eruditos de la época; así, por ejemplo, con Tycho Brahe y J. Kepler, a quienes conoció respectiva­mente en Praga y Tubinga. Dedicóse con preferencia al estudio de la Ciclometría y la Trigonometría, y también a la aplicación de tales disciplinas a problemas geográficos (v. Eratóstenes bátavo) y náuticos (v. Tifis bátavo).

En el campo de las Matemáticas sus obras más significativas son Apollonius Batavus (1607) y Ciclometría (1621, v.). El nombre de Snellius aparece vinculado particular­mente al descubrimiento de la ley trigono­métrica de la refracción de la luz, que, empero, suele relacionarse con Descartes. En realidad, nuestro autor la descubrió en 1612; pero el hallazgo permaneció inédito hasta que Vossius lo dio a conocer en 1662, cuando, ya Descartes (1637) lo difundiera por su cuenta. Según ciertas opiniones, este último debió de obtener del mismo Snellius algu­nos indicios del descubrimiento.

G. Preti