Sirio Jámblico

Nació hacia 125, de una familia de esclavos; él mismo nos dice que fue sirio de nacimiento y que en su casa sólo se hablaba aquella lengua. Más tarde, deseoso de aprender, fue iniciado en la lengua, en las costumbres y en las tradi­ciones babilónicas (incluida la magia) por un mesopotámico que había sido escritor imperial y que había caído prisionero en la expedición de Trajano contra los partos; y aprendió también el griego, hasta el extre­mo de poder ejercer la profesión de retó­rico. Vivió en tiempos del arsácida Soaimos, que había sido entronizado por los romanos, vencedores de los partos; en 162 predijo la victoria del emperador Lucio Vero sobre Vologeso. Su novela Babilónicas (v.), de la cual sólo nos quedan extractos y fragmen­tos, no se distingue mucho de las otras novelas de amor y de aventuras de su tiempo.